Varado


El astillero cuenta con el servicio de varado y desvarado, con una capacidad de varar y desvarar embarcaciones de hasta 350 TRB. El proceso de varado se realiza mediante el uso de un vehículo con llantas, el cual se posiciona y se fija sobre la parte baja de la nave. En el caso de desvarado, la diferencia es que una vez fijado el vehículo varador en la zona de lanzamiento es jalado por un remolcador (ubicado en la bahía), hasta que la nave logre estabilizarse y pueda propulsarse por sus propios medios.